Cuentos para niños de primer grado

introducción

h2

El amigo de papel

En ciudad álamo todo está hecho de madera, las casas, las avenidas y también las personas. Ahí viven Álvaro y Alicia, dos amigos que se divierten mucho jugando por el barrio y el juego que más les gusta es caminar juntos hasta el río y nadar un rato.

Álvaro: estar en el agua es lo mejor

Alicia: Sí, es refrescante y divertido

Así pueden pasarse horas en el río nadando o solo flotando antes devolver a sus casas y descansar para tener otro día lleno de juegos y aventuras, un día un nuevo vecino se mudó cerca, era Pedro papelillo, un pequeño niño de papel, un par de años menor que ellos y que acababa de llegar con toda su familia a la ciudad.

Al ver que era nuevo en el barrio, los chicos decidieron invitarlo a jugar; así que tocaron la puerta de su casa. Hola les dijo, Pedro con una voz muy tímida.

Alvaro y Alicia: Queríamos saber si quieres ser nuestro amigo, así podemos ir a caminar al parque y jugar a algo, ¿te gustaría?.

Pedro se emocionó mucho y aceptó de inmediato, los tres se divirtieron juntos durante todo el día y aprovecharon en presentarle al resto de chicos del barrio con los que jugaron a la pelota y también al escondite, pero cuando cayó la noche y se estaban por despedir, Álvaro dijo algo que asustó muchísimo a pedro.

Álvaro: mañana te buscaremos muy temprano para ir a nadar al río, la vamos a pasar muy bien.

Pedro: Hasta mañana.

Dijo pedro con mucho nerviosismo, cuando volvieron a buscarlo la mañana siguiente pedro les dijo que no se sentía bien y luego que sus papás no le dejaban ir cambiaba la excusa siempre y se notaba que algo le pasaba

Alicia: Nosotrps les pedimos permiso a tus padres así que no te preocupes.

Álvaro y Alicia insistieron e insistieron durante un buen rato dándoles razones y tratando de convencerlo, pero finalmente Pedro no pudo más y les dijo: no puedo ir gracias con un tono muy cortante y seco

Alicia y Álvaro lo miraron sorprendidos y le dijeron:

Lo siento, pero no queríamos molestarte.

Pedro: es que la gente de papel no puede mojarse, por eso no puedo ir al río, lo siento debí decirles antes seguro, ya no quieren ser mis amigos porque no podemos jugar los mismos juegos.

Los chicos quedaron en silencio un rato, pero Alicia fue la primera en hablar:

Si el agua te hace daño entonces no iremos a nadar, no queremos hacer nada que puede lastimarte, somos tus amigos y los amigos se cuidan entre ellos.

Pedro: ¿No van a dejar de ser mis amigos por esto?

Alicia: Somos amigos y los amigos se cuidan siempre.

Álvaro: perdónanos por insistir, pero ahora que sabemos que no puedes mojarte inventaremos nuevos juegos que podamos hacer juntos.

Los chicos le habían enseñado a pedro algo muy valioso, los amigos siempre te van a cuidar y jamás te van a presionar para hacer algo que te pueda hacer daño, juntos se fueron a jugar al parque donde se divirtieron mucho con el resto de chicos inventando juegos con la pelota y riéndose mucho porque ahora eran grandes amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *